DECH

¿Qué ha supuesto la reciente publicación, en edición electrónica, del «Diccionario crítico etimológico castellano e hispánico»?

La reciente salida de la versión electrónica del Diccionario crítico etimológico castellano e hispánico ha abierto un nuevo campo para la sistematización de la historia de la morfología del español. La importancia de este diccionario electrónico en el campo de la lingüística hispánica puede ejemplificarse mediante el análisis histórico de las palabras derivadas con el sufijo –udo. Según el Diccionario, este primitivo formante del participio (como en ceñudo o conosçudo) desapareció en el siglo XIV, debido a su preferencia para crear adjetivos (por ejemplo: caldudo, calmudo, carnudo, concienzudo, forzudo), y se mantuvo como sufijo apreciativo, generador de adjetivos derivados nominales referidos a una parte del cuerpo (agalludo, aludo, barbudo, cabelludo, cabezudo, melenudo, membrudo, tripudo, zancudo), y para indicar, asimismo, semejanza en otras palabras (por ejemplo: chaparrudo, navajudo, repolludo).

José Ramón Carriazo, profesor de lengua española de la UNED


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.