Archivo de la categoría: Congresos

La Generación de 1914. Su circunstancia europea y transatlántica

 Jornadas Internacionales
Madrid, del 26 al 28 de noviembre de 2014

SEDES
Fundación José Ortega y Gasset – Gregorio Marañón
Universidad Complutense de Madrid. Facultad de Filosofía
Residencia de Estudiantes

La Generación de 1914 supuso un punto de inflexión en la modernización y europeización de España y en la imagen internacional de nuestro país, especialmente en América, adonde muchos de sus integrantes acudieron para exponer sus saberes y artes al tiempo que colaboraban asiduamente en la prensa del otro lado del Atlántico mientras construían un fructífero diálogo con los jóvenes novecentistas americanos.
La Generación de 1914 representó una gran renovación científica, literaria, artística, filosófica, plenamente integrada en las corrientes modernizadoras de Europa y de América. Los nombres de sus miembros dan muestra por sí mismos de la importancia de su aportación a los distintos ámbitos de las ciencias y las artes: Blas Cabrera, Nicolás Achúcarro, Gregorio Marañón, Miguel Catalán, Julio Palacios, Gustavo Pittaluga y Juan Negrín, entre los científicos; Ramón Gómez de la Serna, Juan Ramón Jiménez, Ramón Pérez de Ayala, Eugenio d’Ors, Manuel Azaña, Gabriel Miró, José Moreno Villa, entre los literatos; José Ortega y Gasset, María de Maeztu, Fernando de los Ríos, Manuel García Morente, José Castillejo, Alberto Jiménez Fraud, entre los pensadores y pedagogos; Pablo Picasso, Juan Gris, los hermanos Zubiaurre, Victorio Macho, Pablo Gargallo, entre los artistas plásticos; Joaquín Turina, Óscar Esplá, Ángel Barrios, Pau Casals, Conrado del Campo, entre los músicos. Fue además una generación consciente de la necesidad de implicarse en política
para llevar a cabo las diversas reformas que proponían: Manuel Azaña, Fernando de los Ríos, Luis Araquistáin, Luis Jiménez de Asúa, Gabriel y Miguel Maura, Álvaro de Albornoz, Marcelino Domingo, Eduardo Ortega y Gasset…
Estas Jornadas quieren contribuir al estudio de la Generación de 1914 y mostrar asimismo aquel país de principios del siglo XX que se presentaba al mundo con una nueva imagen de modernidad.
El desarrollo de estas Jornadas coincidirá con la exhibición en las salas de la Residencia de Estudiantes de una exposición en torno a 1914 como encrucijada en el proceso de internacionalización de la cultura española.

Texto tomado del programa de las jornadas.

Cartel Jornadas Internacionales. La Generación de 1914.

La Generación de 1914 y su circunstancia europea y transatlántica
Por la vía de la ciencia
Viernes, 28 de noviembre – Residencia de Estudiantes

Ortega y el Centro de Estudios Históricos: de la filología a la etnografía como ciencias auxiliares de la razón histórica
José Ramón Carriazo Ruiz – UNED
carriazo@flog.uned.es – @carriazojr

1. Introducción: Ortega y el Centro de Estudios Históricos

«Insospechadamente, y tras muchas horas de biblioteca, esta incesante turbina ha descubierto otro secreto: el motor del futuro nacerá de reescribir de arriba abajo la historia de España, bastardeada por insensateces y fábulas que constituyen “una serie ininterrumpida de majaderías”. Es el mecanismo para enlazar con el pasado y acabar con la discontinuidad histórica, como han hecho otros países reescribiendo su pasado cada tanto tiempo. Esa habrá de ser función de un equipo de sabios y una legión de archiveros (como los que reunirá el Centro de Estudios Históricos desde 1910, por supuesto)».

Jordi Gracia (2014): José Ortega y Gasset. Madrid: Taurus, página 55.

«Su sección en el Centro gozó de escaso recorrido, apenas tres años, pues Ortega tuvo que atender también a otras ocupaciones y ni la Junta ni el Centro se convirtieron en una prioridad para él. Ahora bien, de lo que no hay duda es de que la obra de Ortega influyó en muchos miembros del Centro como referente intelectual al que acudir. «Estudios sobre la filosofía contemporánea” fue el nombre de la sección que Ortega y Gasset dirigió en el CEH entre 1913 y junio de 1916. En estos tres años, apenas si hubo tiempo para iniciar una labor de consistencia».

José María López Sánchez (2006): Heterodoxos españoles. El Centro de Estudios Históricos, 1910-1936. Madrid: Marcial Pons Historia-CSIC, páginas 76-77.

Ortega plantea el cambio de perspectiva en la sensibilidad histórica en términos verdaderamente revolucionarios, como un «cambio de colocación, dentro de la perspectiva intelectual, de ciertas disciplinas». Así, explica en 1924, frente a lo que ocurría en el siglo XIX, el lugar central ocupado por la filología clásica entre las ciencias históricas ha sido ocupado por dos jóvenes disciplinas que «avanzan y atraen la curiosidad de los mejores»: la prehistoria y la etnología. Además, el avance de la etnología ha tenido aún consecuencias más profundas, pues ha supuesto una «transmutación radical en nuestra idea de la cultura» (Las Atlántidas, O. C., III, 756). Y es que, «gracias a la etnología, el singular de la cultura se ha pluralizado, y al pluralizarse ha perdido su empaque normativo y trascendente» (íbid., III, 757). Ello ha sido posible gracias a una innovación metodológica trascendental que Ortega no deja de señalar, en clara alusión a la observación participante y al entonces novedoso concepto de trabajo de campo (tengamos en cuenta que Argonautas del Pácifico Occidental, de B. Malinowski acababa de publicarse en 1922), que el antropólogo o, en palabras del madrileño, «el etnólogo, obligado a penetrar en el secreto de pueblos completamente dispares de los europeos y mediterráneos, ha tenido que intimar con sus modos de pensar y sentir» (íbid., III, 757).

2. Correspondencia con Ramón Menéndez Pidal y los miembros de la escuela de Filología española

MenendezPidalJosé Ignacio Pérez Pascual (1998): Ramón Menéndez Pidal. Ciencia y pasión. Valladolid: Junta de Castilla y León, página 370.

3. Conclusión: Ortega, la ciencia de la Historia y la Filología

Ortega estableció que la diferencia radical entre la física y la historia reside en que la primera es una disciplina que no trata de aprehender la realidad por ella estudiada, sino que se limita a ser métrica de la misma, a explicarla a través de leyes ponderables. La historia no consiste en operaciones mecánicas, sino más bien en actos de comprensión. Es por ello que si la física consiste en sus métodos, La historia usa los suyos, pero no consiste en ellos. La historia no puede valerse de la filología, como la física hace con la matemática, para construir su metahistoria.
Ortega pretende construir para la disciplina histórica un cuerpo epistemológico, una teoría del conocimiento capaz de organizar la realidad metahistórica. El gran error en el que la historiografía ha incidido una y otra vez es haber sobrevalorado sus técnicas metodológicas. […] Esta metahistoria es lo que Ortega denominó historiología y solo a través de ella alcanzará la historia el rango de ciencia, pues «a las técnicas inferiores con que rebusca los datos es preciso añadir y anteponer otra técnica de rango incomparablemente más elevado: la ontología de la realidad histórica, el estudio a priori de su estructura esencial. Solo esto puede transformar a la Historia en ciencia…»

José María López Sánchez (2006): Heterodoxos españoles. El Centro de Estudios Históricos, 1910-1936. Madrid: Marcial Pons Historia-CSIC, página 220.

Neologismos documentados en el Reparo a errores de la navegación española, de Pedro Porter y Casanate (Zaragoza, 1634)

 El objetivo de esta presentación es mostrar la dinámica neológica en el español del Siglo de Oro a través del estudio del léxico  especializado innovador recogido en el Reparo a errores de la navegación española, de Pedro Porter y Casanate (Zaragoza, 1634), y de su tratamiento lexicográfico en los diccionarios del español.

Empezaré encuadrando el estudio de los neologismos empleados por Porter y Casanate en el marco del modelo recientemente propuesto por J. Kabatek para el estudio de la neología en la historia de la lengua española y en la lingüística de corpus, a partir de la teoría del cambio lingüístico propuesta por Labov (1994), según la cual es necesario distinguir el cambio desde arriba o Ausbau (‘ampliación, expansión, desarrollo’) del cambio aparente, change from below en términos labovianos, que es más una alteración en el estatus de una forma (en nuestro caso una palabra) como consecuencia de la ampliación de los límites de la escrituralidad en el terreno de la oralidad que resultado de una creación ex nihilo. Para ello, repasaré algunos conceptos fundamentales de la teoría de la medialidad y concepcionalidad de Koch y Oesterreicher. En mi opinión, los neologismos derivados documentados en el Reparo a los errores de Porter y Casanate serían ejemplos de Ausbau o cambio desde arriba o innovación pura (aunque no es ex nihilo, pues se trata fundamentalmente de casos de derivación).

Analizaré las fechas de primera documentación de los términos, presentaré su historia lexicográfica y trataré de concluir cuáles son los morfemas derivativos más fecundos para la creación neológica en el texto propuesto. El punto de partida será en todos los casos el Diccionario crítico etimológico castellano e hispánico (edición en CD-rom, Madrid, Gredos, 2012), una de cuyas características es la no inclusión de fechas de primera documentación para muchos derivados, lo que obligará en cada caso a rastrear los términos en distintos corpus históricos del española: corpus del Nuevo diccionario histórico del español (CDH) de la Fundación Rafael Lapesa-Real Academia Española, el Corpus diacrónico del español (CORDE) de la Real Academia Española, el Corpus de documentos españoles anteriores a 1700 ( CODEA) del grupo CHARTA y el Corpus del español de Mark Davies. Una vez establecida la documentación aproximada más antigua, de modo que podamos distinguir los neologismos del siglo XVII de los términos que cuenten con una historia más larga en español, pasaré al rastreo de la tradición lexicográfica con la que cuente cada una de las voces, mediante la consulta sistemática del Mapa de diccionarios de la Fundación Rafael Lapesa-RAE y del Nuevo tesoro lexicográfico de la lengua española (NTLLE) de la Real Academia Española.

Como ejemplo metodológico, he escogido para la presente propuesta de comunicación el derivado morfológico ortivo, empleado por Pedro Porter y Casanate en tres ocasiones en su Reparo a los errores de la navegación española:

…la amplitud ortiva o occidua del sol, que es lo mismo que su apartamiento del verdadero oriente o occidente, […] poniendo el índex de la alidada sobre los grados que el sol tiene de amplitud ortiva, […]. La amplitud ortiva y occidua del sol se alcança por el conocimiento de los triángulos (páginas 41-43).

El término, con muy escasa documentación anterior en los corpus del español, no cuenta con ninguna ocurrencia en CODEA, ni en el corpus del español de Mark Davies; tan solo un ejemplo en el CDH y seis en el CORDE, de los cuales solo es anterior al siglo XVIII el siguiente:

Fue notable y prodigioso por ella entre los dos reyes competidores, tratada con odio envejecido y ánimo de vengança. Sinificáronlo en la tierra y cielo, ostentos, portentos, prodigios que atemorizaron a Europa; y los judiciarios astrólogos levantando y juzgando la figura y ortivo de un gran cometa parecido en Italia, Alemania y África a los tres de março, en el medio pálido y turbio, los rayos de color de oro esplendentes.

Cabrera de Córdoba, Luis: Historia de Felipe II, rey de España; c 1619

No obstante esta escasez de documentaciones, el derivado de orto tiene una amplia tradición lexicográfica (véase NTLLE).

En conclusión, trataré de poner de relieve la importancia de Pedro Porter y Casanate y de su obra para el conocimiento de la lengua científica del siglo XVII, cada vez más separada del latín y con una indudable carga de renovación. Pues, como apunta Kabatek, localizar a los autores innovadores en la historia de una lengua, describir su contribución y clasificar su comportamiento «es una de las tareas fundamentales de la lingüística histórica» y resulta, en mi opinión, uno de los retos que debe afrontar la lexicografía histórica del español en el nuevo paradigma variacionista, superados ya los puntos débiles advertidos en ella a fines de la centuria pasada por Wulf Oesterreicher.

Enlace a las fotocopias entregadas en la presentación de la comunicación en el VI Congreso de la AELex.