Archivos de la categoría Entradas

Estudios indianos en las ondas: UNED – Sin Distancias (Radio 3)

A finales de enero, aprovechando que la profesora doctora Martina Vinatea, del Departamento académico de Humanidades de la Universidad del Pacífico (Lima, Peru), pasaba por Madrid camino a la India, donde asistiría a un congreso internacional de literatura, desde Sevilla, ciudad en la que estaba realizando investigaciones en el Archivo General de Indias, Miguel Minaya y yo mismo tuvimos la oportunidad de entrevistarla y que nos contase, a nosotros y a todos los oyentes de Radio 3 (UNED – Sin distancias), en qué consiste el proyecto Estudios indianos, del que es directora, y qué tareas de investigación la ocupan en el archivo hispalense. Antes de nada, la doctora Vinatea ofreció una visión panorámica del Proyecto Estudios indianos y sus líneas  de investigación: historia de la ciencia y de la técnica, literatura, crónicas. filología, turismo, cartografía, viajeros…

En el proyecto colaboran distintas instituciones académicas como la Universidad de Navarra, la UNAM (México), la Universidad de Costa Rica o la Universidad de los Andes (Chile) y cuenta con el patrocinio de la Fundación Obra pía de los Pizarro (España). Gracias a este patrocinio y a la colaboración de las universidades, se han realizado ya varias publicaciones, acompañadas de materiales didácticos, todo ello de acceso libre. Entre los proyectos presentados por la profesora Vinatea, destacan el congreso internacional para conmemorar el centenario de santa Rosa de Lima: Lo sagrado y lo profano en la iconografía virreinal americana; el próximo congreso internacional de Estudios indianos, organizado por el doctor Leonardo Sancho, profesor de la Universidad de Costa Rica: Naturaleza amena y naturaleza agreste en las letras hispánicas; y la investigación llevada a cabo por la propia Martina en el Archivo General de Indias y la Universidad de Sevilla, entre otras, sobre la dama milanesa María Catalina Doria, quien llegó al Perú en 1598 dentro de la comitiva de un oidor y fundó la ermita de la Virgen del Carmen de la Legua, además de un colegio para niñas huérfanas, el Colegio del Monte Carmelo, donde se recogieron muchas hijas de conquistadores, y el convento de carmelitas descalzas de Lima. De todos estos trabajos y proyectos, y de algunos otros, se habló en el programa, que podéis escuchar en Canal UNED:

 

Una lengua muy larga, de Lola Pons

El año pasado grabamos Miguel Minaya y yo una entrevista a Lola Pons Rodríguez, profesora de lengua española de la Universidad de Sevilla, sobre su libro Una lengua muy larga, editado por Arpa Editores. No es un título inocente, ya que se trata de aludir a la larga historia del español, larga en el tiempo y ancha en el espacio, hablada por casi quinientos millones de personas.

En la entrevista dialogamos sobre la habilidad de la profesora Pons para comunicar a través de su blog (“No solo de yod“) y de las redes sociales: Twitter, Instagram, YouTube y Facebook. El libro se divide en seis partes, que reúnen las historias publicadas en el blog temáticamente, con la idea de que el lector pueda adquirir una cultura general linguística sobre el español: en lo fonético y gráfico, morfología y sintaxis, el léxico y una sección sobre filólogos. Así sabremos por qué no escribimos “ph” sino efe, cómo desapareció el sistema de casos del latín para que surgiera el español, o cómo y por qué caen las palabras en desuso. Se repasan algunas cuestiones normativas, como la desaparición del acento gráfico en el adverbio solo, sin recurrir al maniqueísmo de los buenos y los malos. A Lola le interesa resaltar cómo las calles están llenas de carteles y textos, de modo que siempre que vamos caminando encontramos algo que leer y que nos sirve para unirnos a la comunidad, pues la lengua es algo que hacemos juntos, entre todos. Se explica, así, el surgimiento de los adverbios en -mente: como decimos bien o mal, también podemos decir buena– o malamente. La lengua tiene variación, hay duplicidades (varias maneras de decir lo mismo), y de esa variación nace el cambio lingüístico, que no es malo… ¡Menos mal que hay cambio! Si no lo hubiera, seguiríamos hablando latín y no existiría ni el español, ni el portugués, ni el catalán. Algunos modos de decir condenados en los años setenta del siglo pasado son ahora formas admitidas por la lengua culta y perfectamente correctas según la prescripción normativa.

Para el historiador de la lengua la tolerancia es una virtud necesaria, que hace obligado el estudio de la variación diacrónica de las lenguas. Gracias a los textos puede saberse cómo se utilizaba el español en el pasado, así como conocer de qué modo se han aproximado los filólogos y gramáticos a la realidad de la lengua. Con los textos conservados podemos decir que el español o el catalán o el gallego “nacen” en un determinado momento, aunque a los filólogos les interesan sobre todo los que cometen errores que les dan la pista sobre los inicios del romance. La escritura oculta la fonética y la pronunciación, pues podría concluirse que el seseo es un fenómeno mucho menos extenso de lo que es en realidad. Por eso, en buena medida, la historia de nuestra lengua es la historia de los errores que cometemos al hablar. Al hablante corresponde dominar cuantos registros pueda y conocer cuándo y dónde, y con quién, puede utilizar cada registro según la situación comunicativa. Todos nosotros hemos asistido al nacimiento de palabras como mileurista, igual que en el siglo XIX vieron nacer intrigante o empleomanía; jardín o abandonar fueron, en su momento, neologismos que debieron de ser sentidos como extrañas novedades. El rechazo exagerado de lo peculiar por novedoso, misoneísmo, o raro, poco frecuente, es donde enraíza el purismo lingüístico; su antídoto es la tolerancia y la curiosidad, la creatividad y la consideración de los demás, todo ello necesario para los científicos de la lengua.

En Una lengua muy larga se atiende también a la variación geográfica (América, Andalucía…, Japón o Ucrania): el seseo como fenómeno panhispánico, la divulgación lingüística, el estudio del latín y la historia de la lengua española, la extensión de ideas tópicas sobre el español (el parentesco entre el español de andalucía y el árabe andalusí), la decadencia del idioma por el uso de las redes sociales (las abreviaturas en WhatsApp, por ejemplo)…; Lola cree que hay cierta incultura lingüística que hace necesario un libro como Una lengua muy larga. Ya hace unos meses trataba yo sobre este libro recomendándolo a todos los seguidores de esta bitácora en un post anterior, que podéis leer pinchando aquí. Ahora os dejo el programa de radio grabado en Canal UNED, espero que os guste:

Foto del encabezamiento: Cubierta y contracubierta de Una lengua muy larga (fragmento).

¿Cuál es la lengua originaria de América más importante para la historia del vocabulario español?

Según La maravillosa historia del español, de Francisco Moreno Fernandez, “las lenguas que más huella han dejado en el español general, mediante la convivencia a lo largo de los siglos, han sido el francés, desde Europa, y el náhuatl, desde América” (p. 10). El nombre de este grupo étnico y lengua, náhuatl (que podemos traducir como “que suena bien”), aparece por primera vez en un diccionario académico español en 1984, cuando se define como “Lengua hablada por los pueblos nahuas, impropiamente llamada también azteca o mejicana”. También se incluyó en el Diccionario manual e ilustrado de la lengua española, junto a la variante nahuatle, remitiendo a la forma nahua, definida a su vez desde 1970 como “Aplícase a la lengua principalmente hablada por los indios mejicanos”. Según el Diccionario crítico etimológico de Corominas y Pascual, la lengua española ha tomado cuarenta y dos voces del náhuatl.

Imagen de la cabecera: fragmento del Diccionario de la Real Academia Española (cuarta edición, 1803).

El cuarenta de mayo, quítate el sayo y, por San Miguel, te lo vuelves a poner

Hace casi un mes que terminaron las vacaciones,  ocho días que acabó el verano y falta un día para que acabe oficialmente el curso 2015/2016, por lo que toca finalizar también la temporada de publicaciones en esta bitácora. El verano, como siempre, ha estado lleno de aventuras, viajes y trabajos, de los que destacaré aquí y ahora el Congreso Internacional “El Siglo de Oro en el Viejo y Nuevo Mundo. Arte, Literatura, Historia. Perspectivas desde el siglibro glo XXI”, celebrado en Arequipa (Perú) entre el 11 y el 13 de agosto.  En un ambiente amigable y con unas sesiones de gran interés, en el evento se fundó la Sociedad Iberoamericana Siglo de Oro (SIBSO), de la que formo parte desde entonces. Tenéis un excelente resumen del congreso en la web de Griso, pinchando aquí.

Y como todo final es un principio, y este es un blog académico, abandono el tono personal y os dejo las diapositivas presentadas en el congreso. Espero que os gusten.

Imagen del encabezamiento: manuscrito autógrafo de La navegación del alma de Eugenio de Salazar, conservado en la Biblioteca Nacional de España y reproducido en la Biblioteca Digital Hispánica.

¿Qué importancia tiene el inglés en la formación del vocabulario español?

El protagonismo del inglés para la formación de nuevas palabras en el vocabulario de la lengua española principia en 1850 y llega hasta la actualidad. En el siglo XIX, el Diccionario etimológico, de Corominas y Pascual, documenta en textos españoles los anglicismos bistec, dandi, mandril, vagón y yate. Ya en la primera mitad del siglo pasado se registran, por ejemplo, voces como champú, folklore, gol y vaselina. El inglés fue, en muchas ocasiones, transmisor de exotismos al castellano, como en los casos de canguro, tomado de una lengua aborigen australiana; faquir, del árabe; o tabú y tatuar, de origen polinesio. Entre los anglicimos destacan algunos epónimos, términos originados a partir de nombres propios, como son sándwich, tílbury y trafalgar, nombre de un ‘tejido de algodón’, en inglés Trafalgar cotton.

Imagen del encabezamiento: Much tattooed sailor aboard the USS New Jersey. Autor: Lt. Comdr. Charles Fenno Jacobs (1904-1975) for the U.S. Navy. Fecha: diciembre de 1944. Publicada bajo una licencia creative commons.