Novedades en la lengua y literatura españolas del Siglo de Oro

Como cada otoño, con los fríos, el pasado mes de noviembre se iniciaron los espacios sobre lengua y literatura del Siglo de Oro en la sección de filología del programa UNED-Sin distancias, emitido por Radio3. En aquella ocasión, recibimos Miguel Minaya y yo a Antonio Sánchez Jiménez, catedrático de la Université de Neuchâtel, quien se encontraba en Madrid para asistir a un congreso en torno a Lope de Vega y las humanidades digitales. Su visita a la radio de la UNED forma parte de la colaboración que hemos mantenido desde hace años y que tuvo como fruto recientemente la publicación de los Textos náuticos de Eugenio de Salazar, con la segunda impresión de la Navegación del alma acompañada de la famosa carta al licenciado Miranda de Ron. Este proyecto editorial fue posible gracias a la cofinanciación de la Université de Neuchâtel y del Departamento de Lengua Española y Lingüística General de la UNED.

Antonio Sánchez Jiménez es también autor de la última biografía del Fénix de los Ingenios: Lope. El verso y la vida (Madrid: Cátedra, 2018), que presentó durante su estancia en Madrid. Lope, igual que Salazar, fue aficionado al uso de vocabulario marinero científico, como resalta irónicamente Juan de Jáuregui a propósito de la Jerusalén conquistada:

quiso vuestra merced perficionar en ella la pureza cabal de nuestra lengua materna no usando una palabra sola que no fuese del riñón de Castilla y que la entendiesen los niños. […] En esta hoja 170 añade vuestra merced voces conocidísimas que nadie las puede ignorar, como pajariles, treos, amantillo, triza, troza, y después […], nombres todos legítimos castellanos, como también hemorroydeas, que es mil veces más claro que almorranas (Sánchez: Lope, págs 242-243).

La biografía de Lope se presentó en la casa museo del autor aurisecular, en la calle que lleva el nombre de Cervantes, y se ha destacado del libro que se lee como una novela, a pesar de ser una obra científica. El volumen sirve para entender la vida y la época del Fénix, quien experimentó el apogeo y el inicio del declive de la cultura clásica española en un ascenso y descenso que corre paralelo a sus vivencias. La biografía es un género, sea histórico o literario, muy apto para el retrato de un momento vital o contexto cultural. El profesor Sánchez consigue esa fotografía de las experiencias, las circunstancias y las obras de Lope en un texto de lectura muy recomendable y amena. Cuenta Antonio abundantes anécdotas que nos informan sobre la manera de construir Lope su imagen como autor literario y sobre su sentido del humor, incluso en la fase final de su vida, la del ciclo de senectute, cuando pone obras jocosas en la pluma de Tomé de Burguillos, quien obtuvo suculentos premios en justas poéticas dedicadas a san Isidro en 1620 (“Solo se ha de advertir que por donaire se le dieron al maestro Burguillos docientos escudos de premio, por haber escrito a los nueve certámenes, en una cédula sobre los bancos de Flandes; y aunque el referido maestro era graduado en su facultad, era tan ignorante de la cosmografía marítima, que llaman hidrografía, que no sabía que estos bancos estaban en la mar, siendo unos bajíos de arena de gran peligro”) y 1622 (“Al maestro Burguillos, una pensión de alabar a todo el mundo mientras viviere, y una libranza de quinientos ducados en el río de la Plata a cinco meses vista después del Día del Juicio”).

Antonio Sánchez Jiménez es asimismo autor de una recopilación de cuentos: El Señor del Relámpago, cuya lectura recomiendo también desde aquí. Esperemos que pronto el profesor vuelva a visitarnos y podamos de nuevo hablar con él en la radio. Mientras llega ese momento, aquí os dejo con la grabación del mes de noviembre:

Imagen del encabezamiento: fragmento de la portada de Lope. El verso y la vida.