¿Quién descubrió los pronombres propios?

Los pronombres propios fueron descubiertos y descritos «por un gramático español de la primera mitad del siglo XVII, Gonzalo Correas, que interpreta, con mucha razón, a Fulano, Zutano y  Mengano como pronombres propios; no son simplemente nombres propios, sino sustitutos de nombres propios: Doña Fulana es, precisamente, una doña que antes tiene su propio nombre, y que puede ser Juana, María, etc. Y cuando a estos “pronombres propios” se les quiere poner un apellido se emplea la fórmula de Tal, siempre así: Fulano de Tal, Doña Fulana de Tal, etc. en italiano, en cambio, para estos pronombres propios se emplean nombres que existen, y en este orden: Ficio, Cayo, Sempronio; el primer desconocido es Ficio, el segundo Cayo, y el tercero Sempronio» (Coseriu, Eugenio 2016: La semántica en la lingüística del siglo XX: tendencias y escuelas. Madrid: Arco/Libros. Prólogo: Gregorio Salvador. Edición e Introducción: Maximiano Trapero. Página 71).

Otro audio/podcast sobre Eugenio Coseriu emitido en Preguntas a la historia, de Radio 5, el cinco de junio de 2020 y disponible en la página web de rtve.es

 

Imagen del encabezamiento: Instituto Mexicano de la Radio (IMER), «Fulano, mengano, zutano y perengano», ¿Tú sabes? Por Mondragón,