Archivo de la etiqueta: Canal UNED

¿Qué eran y para qué servían los chinchorros?

Según el Diccionario crítico etimológico castellano e hispánico, de Joan Corominas y José Antonio Pascual, el chinchorro designaba una ‘especie de red a modo de barredera que usan los pescadores para pescar’ y también un ‘barquichuelo de pesca empleado en América’. Del nombre de la embarcación de pesca se pasó al de la red en que esta se usaba, y de ahí a ‘hamaca de cabuyas, empleada como lecho por los indios’.

En varios textos atribuidos a Américo Vespucio se mencionan por primera vez las hamacas indias, descritas como «retiaculis quibusdam magnis ex bombice factis et in aëre suspensis» (Mundus novus, 1507, apud Fernández de Navarrete (1964) [1825-1837]: 133); según Stefan Zweig (1942: 53), en la carta Soderini, Vespucio se refiere a ellas como hammock. Sobre la relación semántica entre el término chinchorro ‘red’ y hamaca, apunta Martha Hildebrandt (2001: 434): «Los españoles alternaron en Venezuela hamaca con chinchorro, nombre hispano de una red de pesca cuyo tejido la hacía recordar. Pero pronto se hizo distinción entre hamaca y chinchorro (la hace Gumilla), y hoy en Venezuela se llama hamaca la de tejido compacto, y chinchorro la de red».

José Ramón Carriazo Ruiz – Profesor de lengua española de la UNED

 

Imagen del encabezamiento :«Rest Hammock… Cumaná, Sucre, Venezuela…» de José Pestana, publicada en Flickr con autorización para su reutilización no comercial.

¿Quién fue Roque Barcia y cuál fue su principal aportación a la lexicografía española?

Roque Barcia nació en Sevilla en 1823, pero pasó gran parte de su juventud en Isla Cristina (Huelva). Su intensa actividad política no le impidió ocuparse de la filología, como se comprueba en el Nuevo diccionario de la lengua castellana (1853), así como en su Filosofía de la lengua española. Sinónimos castellanos (1863-1865) o en los cinco volúmenes del Primer diccionario general etimológico de la lengua española, publicados entre 1880 y 1883. Murió en Madrid en el año 1885 (cfr. Biblioteca Virtual de la Filología Española). El Nuevo diccionario de Roque Barcia se publicó en ese decenio largo que va de 1842 a 1853, en el que “brota una plétora de diccionarios no académicos” (Seco 2003: 259), aunque “no es comparable a ninguno de ellos” (Alvar Ezquerra 2012: 57). Manuel Alvar Ezquerra calcula que el repertorio tiene unas 60 000 entradas, es decir: “son más que las casi 50 000 de la décima edición del diccionario académico (de 1852) que no llegó a superar las 53 000 de la novena (de 1843)” (Alvar Ezquerra 2012: 60). Sospecha Alvar que la fuente directa del repertorio fue el Diccionario nacional de Domínguez.

José Ramón Carriazo Ruiz – Profesor de lengua española de la UNED

Aquí os dejo el podcast de Canal-UNED:

Imagen del encabezamiento: El político andaluz Roque Barcia (fragmento), fuente: Catón político (de Roque Barcia), fecha: 1856. Publicada con una licencia Creative Commons.

Paisajes peruanos de José de la Riva-Agüero: la epifanía de una nación

El pasado veintisiete de marzo, se emitió en el programa UNED-Sin distancias, de Radio3, la entrevista que Miguel Minaya y yo tuvimos el placer de realizar al profesor Jorge Wiesse, de la Universidad del Pacífico (Lima, Perú). En la emisión radiofónica, el profesor nos habló sobre Paisajes peruanos, de José de la Riva-Agüero, autor del famoso El Perú histórico y artístico. Influencia y descendencia de los montañeses en él publicado en Santander (España) en 1921, entre otras muchas obras históricas, críticas y políticas. Como sucede con todos los libros de viajes, Paisajes peruanos es una narración de los hechos con abundante descripción, pues De la Riva-Agüero crea cuadros llenos de simbolismo histórico y político. Aquí os dejo la entrevista para que podáis disfrutarla:

Aprovechando la visita austral, el grupo de innovación docente Littera. Literatura, teoría y aprendizaje, dirigido por la profesora Rosa Aradra, organizó una conferencia, impartida por el profesor Wiesse, con el título Paisajes peruanos de José de la Riva-Agüero: la epifanía de una nación, recogida en el canal Littera:


Espero que disfrutéis la conferencia y el programa de radio. El próximo 16 de mayo, a las 12:30, el Departamento de Lengua Española y Lingüística General de la UNED ha programado una nueva conferencia de tema peruano, impartida por el magíster José Antonio Salas García, investigador de la Academia Peruana de la Lengua, con el título El habla de los delincuentes peruanos.  Tendrá lugar en la sala ECO2 de la facultad de ciencias económicas y empresariales y podréis seguirla en directo desde este enlace: https://canal.uned.es/live/event/5cadbc40a3eeb06d098b4567

 Aquí os dejo el cartel. Os esperamos.

¿Quién fue Pedro Felipe Monlau y cuál fue su principal aportación a la etimología española?

Pedro Felipe Monlau y Roca nació en Barcelona en 1808. Desempeñó diferentes cargos docentes en distintos centros de Barcelona y Madrid, e ingresó en la Real Academia Española en 1859. Murió en Madrid en 1871. Su discurso de ingreso en la Academia (el 29 de junio de 1859) había versado sobre el origen y formación del romance castellano.

Su Diccionario etimológico, precedido de unos extensos “Rudimentos de etimología”, un tratado de formación de palabras y otro de lexicología para interpretar adecuadamente el diccionario (Torres 2012: 509), está elaborado con criterios científicos modernos para la época, como puede comprobarse a través de la bibliografía citada (Torres 2012: 511). En él pretende dar cuenta de todas las raíces de las voces de nuestra lengua, señalando su origen, con indicación de los derivados y compuestos. El diccionario tuvo varias ediciones una vez desaparecido su autor: una en México (José María Sandoval, 1877), otra en Madrid (1881) y una más, llamada segunda edición, en Buenos Aires (1944).

José Ramón Carriazo Ruiz – Profesor de lengua española de la UNED

Imagen del encabezamiento: Pere Felip Monlau i Roca (1808 – 1871), doctor en medicina, higienista y humanista. Autor del projecte “Abajo las murallas”, en que defensava l’enderrocament de les muralles de Barcelona com a mesura higienista, degut a les pèsimes condicions de vida. Fuente: Cuadernos de Arquitectura y Urbanismo.

Imagen de dominio público Public domain

Novedades en la lengua y literatura españolas del Siglo de Oro

Como cada otoño, con los fríos, el pasado mes de noviembre se iniciaron los espacios sobre lengua y literatura del Siglo de Oro en la sección de filología del programa UNED-Sin distancias, emitido por Radio3. En aquella ocasión, recibimos Miguel Minaya y yo a Antonio Sánchez Jiménez, catedrático de la Université de Neuchâtel, quien se encontraba en Madrid para asistir a un congreso en torno a Lope de Vega y las humanidades digitales. Su visita a la radio de la UNED forma parte de la colaboración que hemos mantenido desde hace años y que tuvo como fruto recientemente la publicación de los Textos náuticos de Eugenio de Salazar, con la segunda impresión de la Navegación del alma acompañada de la famosa carta al licenciado Miranda de Ron. Este proyecto editorial fue posible gracias a la cofinanciación de la Université de Neuchâtel y del Departamento de Lengua Española y Lingüística General de la UNED.

Antonio Sánchez Jiménez es también autor de la última biografía del Fénix de los Ingenios: Lope. El verso y la vida (Madrid: Cátedra, 2018), que presentó durante su estancia en Madrid. Lope, igual que Salazar, fue aficionado al uso de vocabulario marinero científico, como resalta irónicamente Juan de Jáuregui a propósito de la Jerusalén conquistada:

quiso vuestra merced perficionar en ella la pureza cabal de nuestra lengua materna no usando una palabra sola que no fuese del riñón de Castilla y que la entendiesen los niños. […] En esta hoja 170 añade vuestra merced voces conocidísimas que nadie las puede ignorar, como pajariles, treos, amantillo, triza, troza, y después […], nombres todos legítimos castellanos, como también hemorroydeas, que es mil veces más claro que almorranas (Sánchez: Lope, págs 242-243).

La biografía de Lope se presentó en la casa museo del autor aurisecular, en la calle que lleva el nombre de Cervantes, y se ha destacado del libro que se lee como una novela, a pesar de ser una obra científica. El volumen sirve para entender la vida y la época del Fénix, quien experimentó el apogeo y el inicio del declive de la cultura clásica española en un ascenso y descenso que corre paralelo a sus vivencias. La biografía es un género, sea histórico o literario, muy apto para el retrato de un momento vital o contexto cultural. El profesor Sánchez consigue esa fotografía de las experiencias, las circunstancias y las obras de Lope en un texto de lectura muy recomendable y amena. Cuenta Antonio abundantes anécdotas que nos informan sobre la manera de construir Lope su imagen como autor literario y sobre su sentido del humor, incluso en la fase final de su vida, la del ciclo de senectute, cuando pone obras jocosas en la pluma de Tomé de Burguillos, quien obtuvo suculentos premios en justas poéticas dedicadas a san Isidro en 1620 (“Solo se ha de advertir que por donaire se le dieron al maestro Burguillos docientos escudos de premio, por haber escrito a los nueve certámenes, en una cédula sobre los bancos de Flandes; y aunque el referido maestro era graduado en su facultad, era tan ignorante de la cosmografía marítima, que llaman hidrografía, que no sabía que estos bancos estaban en la mar, siendo unos bajíos de arena de gran peligro”) y 1622 (“Al maestro Burguillos, una pensión de alabar a todo el mundo mientras viviere, y una libranza de quinientos ducados en el río de la Plata a cinco meses vista después del Día del Juicio”).

Antonio Sánchez Jiménez es asimismo autor de una recopilación de cuentos: El Señor del Relámpago, cuya lectura recomiendo también desde aquí. Esperemos que pronto el profesor vuelva a visitarnos y podamos de nuevo hablar con él en la radio. Mientras llega ese momento, aquí os dejo con la grabación del mes de noviembre:

Imagen del encabezamiento: fragmento de la portada de Lope. El verso y la vida.