Archivo de la etiqueta: RNE radio 5

Préstamos del taíno, caribe, arauaco y cumanagoto

¿Qué préstamos lingüísticos tomó el español clásico de las lenguas del Caribe y las Antillas?

Las lenguas del Caribe y las Antillas (taíno, caribe, arauaco y cumanagoto, entre otras) constituyen el segundo grupo lingüístico en importancia en cuanto a los indigenismos recogidos en el Diccionario etimológico de Joan Coromines y José Antonio Pascual. Los préstamos de las diferentes variedades del taíno registrados en este repertorio etimológico son cuarenta y uno, entre ellos ají, batata, cacique, caoba, carey, enagua, hamaca, huracán, jíbaro, maíz, maní, sabana y yuca. De origen caribe aparecen en ese diccionario diecisiete, como por ejemplo barbacoa, caimán, loro, manatí, mico, papaya y piragua; a las que se pueden sumar las dos tomadas del cumanagoto, dialecto caribe de Venezuela: butaca y morrocoyo. El arahuaco aporta al español dieciséis voces, según Coromines y Pascual; entre ellas bohío, canoa, cayo, iguana y maraca. De origen antillano son aje, guateque y miraguano (probablemente taína). En total, tendríamos 76 préstamos caribeños.

Imagen del encabezamiento: fragmento de “Isla Saona” por Tamas Iklodi – Taken and uploaded by Tamas Iklodi to the English-Wikipedia. Licenciado sob CC BY-SA 3.0 via Wikimedia Commons.

¿Qué es el «jerique» y qué significa el verbo «jericar» o «enjericar»?

La voz jerique se define en el Tesoro de las hablas riojanas de Pastor Blanco como la «Piara de cerdos que se llevaban antiguamente de montería para que comiesen bellota» y la «Licencia que permite pastar libremente al ganado de cerda en el terreno de bellotas». El Vocabulario riojano de Cesáreo Goicoechea define el término gericar con el sentido de «Usar del derecho de pasto periódico del ganado tanto vacuno como lanar o cabrío». Asimismo, el «Vocabulario de la cuenca del río Oja», de J. J. Bautista Merino Urrutia, caracteriza la voz engericar como anticuada y la describe así: «Voz que se emplea para significar el derecho de pastos: […] Esta frase se ve en muchos documentos antiguos de los pueblos rurales. También se dice gericar». Etnográficamente, Luis Vicente Elías y Carlos Muntión han documentado en la actualidad la superviviencia de esta tradición de llevar a apacentar en los montes cercanos los cerdos de una localidad: “se conoce con el nombre de jerique la licencia que permite pastar a estos animales en la bellota».

Imagen del encabezamiento: Piara de cerdos ibéricos en una dehesa extremeña, publicada con licencia CC-logo para su utilización no comercial con modificaciones.

¿Qué origen tiene la expresión coloquial “el hambre calagurritana”?

La duodécima edición del Diccionario de la lengua de la Real Academia Española, publicada en 1884, define la locución coloquial hambre calagurritana como «La que padecieron los habitantes de Calagurris (hoy Calahorra) sitiados por los romanos». El origen de la expresión se remonta a las guerras entre Pompeyo y Sertorio alrededor del 73 a. C., cuando la población celtíbera sufrió un largo asedio. Salustio y un autor posterior, Valerio Máximo, retrataron la desesperación de los sitiados con toda su crudeza: “en vista de que no quedaba ya ningún animal en la ciudad, convirtieron en nefanda comida a sus esposas e hijos”. Solo sobrevivió una mujer, la Matrona de Calagurris, quien se encargaría posteriormente de repoblar la ciudad. En su honor, se erige en la Calahorra actual una estatua con unas inscripciones que rezan: – “Prevalecí contra Cartago y Roma” – “Consiguió Calahorra el trofeo de vencedora e invencible por la nobleza de su sangre, por su estirpe, por las ciencias, por sus virtudes y por su valor guerrero”.

Aquí os  dejo el audio. Espero que os guste: